Mutis "Conocer al Presidente en nuestra última visita fue algo surrealista", Apr'14

Por: Jorge Lagás

Uno de los retornos más esperados a nuestro país es el que protagonizarán los cabros de Placebo, encabezados como siempre por Brian Molko. Tienen fecha para el 10 de abril y se presentarán en el Movistar Arena (entradas por Puntoticket), como parte de la gira de promoción de su último discacho Loud Like Love, lanzado el año pasado.

Quisimos hablar con alguno de ellos para que nos contara sobre esta nueva visita y todo lo que está pasando con la banda en esta etapa de su carrera. El que nos respondió fue Steve Forrest, baterista de la agrupación, que obviamente está contento de reencontrarse con el siempre apasionado público chilensis. “Siempre hemos encontrado bastante cariño por allá, la gente ha sabido cómo enganchar con nosotros y a todos nos gusta ir”, declara de entrada.


Vienen con Loud Like Love, lo sacaron el año pasado y ya lo tienen “madurado”, ¿cómo ha sido para ustedes el proceso de este disco? Desde hacerlo hasta mostrarlo.

Nos tomó casi un año escribirlo y grabarlo, como sabes esto no se acaba ahí, después viene mucho trabajo. Ahora estamos en la parte de salir a tocarlo en vivo, partimos la gira en los últimos meses del año pasado y después de este tiempo las canciones empiezan a tomar otro cariz, ya les agarramos la mano para interpretarlas y las hemos ido adaptando a nuestro formato en vivo, es muy entretenido e interesante lo que va pasando ahí, uno siempre se va encontrando con cosas. Creo que nos verán en un buen momento, porque como dices tú, este material ya está “madurado”, las canciones ya no son “primerizas” en el repertorio así que se asimilan junto a las otras más antiguas que a la gente siempre le gusta escuchar.

Placebo tiene un estilo definido, pero les gusta ir avanzando en cada disco. ¿Cómo has visto el crecimiento que ha tenido la banda? ¿Ves una evolución clara? ¿En qué se inspiraron esta vez?

Como músico uno siempre aspira a hacer algo único, es la motivación para estar acá, el crear algo que haga sentido. Cuando hacemos un disco nuevo queremos hacer precisamente un disco “nuevo”, no el anterior. Eso significa probar algo diferente. Pero la verdad es que no lo pensamos tanto, sólo ocurre. No repetirnos resulta algo natural. En Loud Like Love, por ejemplo, experimentamos con música electrónica y fue muy divertido. Es un ejemplo de las cosas que vamos buscando cada vez. Por supuesto no somos la misma banda que hace unos años, todo va cambiando, pero como te digo, todo es espontáneo. En cuanto a la inspiración, una vez más fue la vida misma que tenemos, las relaciones que tenemos con otras personas, lo que sentimos ante cada cosa. Más que habernos influido por música que escuchemos u otras expresiones artísticas, lo que nos “alimenta” para crear va más bien por ese lado.

Para cada fan, Placebo significa algo especial, a algunos les gusta su toque “oscuro”, a otros les gusta la fuerza que tienen para interpretar, en fin. En tu opinión, ¿qué es lo que hace a Placebo tan especial?

Creo que lo que hacemos es hecho desde el corazón, es algo muy orgánico, que en ese sentido está por sobre las tendencias que se vayan dando cada cierto tiempo. Me gusta eso, porque sólo hacemos la música que queremos hacer. Me parece que los fans valoran eso y por eso nos tienen en un lugar especial de sus preferencias. Y es genial que cada uno sienta de manera distinta el gusto por lo que les ofrecemos. Cuando haces un disco ya pasa a ser de la gente y lo toman y lo interpretan como quieran.

Hablando de los fans, ¿cómo sienten que es la relación con ellos?

Cuando creces con canciones y discos ya los sientes como parte de tu vida. Por eso se da una cercanía con quienes te siguen. Yo considero que la relación que tenemos con ellos es bastante dedicada, tratamos de conocer la mayor cantidad de gente cada vez que vamos a una ciudad y de por lo menos darnos la mano, no sé… a veces no es fácil, pero en otras se da y es muy agradable encontrarse cara a cara con la persona que ha invertido tiempo, dinero y energías en ti.

En cuanto al estilo que hacen, también es muy único, no se encuentran muchas bandas comparables a Placebo, ¿cómo lo sientes tú?

Para ser honesto, no estaría en una banda que no fuera original. Una de las grandes razones de estar acá es que me parece que tenemos variantes que nos diferencian del resto. Y me siento afortunado de poder compartir con gente con la que tengo la química necesaria para crear algo original. Eso me hace sentir feliz cada vez que entro al estudio o salimos a tocar en vivo.

¿Qué recuerdan de Chile? Han estado aquí antes, tendrán alguna historia…

Recuerdo que la última vez que fuimos, cuando llegamos fuimos inmediatamente desde al aeropuerto a ver al Presidente (Piñera, en ese entonces) en la Casa de Gobierno (La Moneda). Fue muy surreal, estar en ese contexto tan diplomático y elevado. Pero fue muy bonito, en general. Después pudimos pasear, fuimos a un cerro que tenía una Virgen en la cima (San Cristóbal) y lo pasamos muy bien. Cosas como esas son las que recuerdo. Me gustó mucho, por eso es un placer volver.

Cierto. ¿Qué tal ese encuentro con el Presidente, qué les pareció?

Fue muy amable y me pareció muy profesional, con nosotros se portó bien. No sé cómo será para otras cosas que hacen los presidentes (risas), pero me pareció un buen tipo, en el breve encuentro que tuvimos.

Ah, muy bien. Pasando al show que podremos ver, ¿qué podemos esperar esta vez? Tírate una papita para calentar al público.

Mucha energía y entretenimiento, mucha conexión entre nosotros y el público. Los últimos shows que hemos tenido han sido realmente increíbles, incluimos cosas del último disco y también las favoritas del pasado. Puedo decir muchas cosas, pero lo importante es lo que se vive ahí, ¡nosotros lo pasamos la raja, por lo menos! (risas)